Cuidados del Pomerania

Pomerania

El Pomerania es un perro enormemente celoso, y territorial, y debido a su pequeño tamaño, los dueños suelen malcriarlos, y consentirlos. Si se pretende introducir otro animal u otra mascota, junto al pomerania, es mejor hacerlo cuando el animal es aún cachorro. Se recomienda no juntar al pomerania con perros de raza grande. Su pequeño tamaño, y sus finos huesos, le hacen susceptible de sufrir graves daños por parte de los juegos de un perro grande, pudiendo causarle la muerte sin querer.

Debido a su espeso manto de pelo, de doble capa, no es raro encontrarse al perro descansando en superficies duras, y frescas. Hay que tener especial precaución en verano, pues tienden a buscar rincones frescos y sombríos donde tumbarse, y se corre el riesgo de pisarlo.

Los Pomerania pueden adiestrarse como perros guardianes: anuncian la llegada de intrusos con ladridos agudos y sonoros.

 

CUIDADO DEL PELO DEL POMERANIA

El cuidado del pelo de los pomerania es similar al de los pequineses. Es esencial cepillarlos diariamente o al menos dos veces por semana para que no se enmarañe el grueso pelaje, de muda estacional. Se recomienda el cuidado periódico de orejas y uñas, así como baños estacionales. No obstante, es mejor no bañarlos demasiado, ya que la pérdida de aceites esenciales puede dañar piel y pelaje. Los pomerania también suelen tener problemas dentales, por lo que se recomienda cepillarles los dientes semanalmente y, si es posible, a diario con un cepillo y dentifrico especial para perros de su raza. Hay a la venta dentifricos especiales con sabores e incluso con aromas para evitar que el aliento de su perro huela mal.

 

CONSEJOS SOBRE CUIDADOS BÁSICOS DEL POMERANIA

En principio, estamos ante una raza muy longeva. Infinidad de veces se ha visto un Pomerania de edad avanzada paseando con su amo por las calles o parques. Sin embargo, si queremos que nuestro Pomerania viva muchos años, deberemos cuidarlo bien. En primer lugar, vigilaremos sus orejas, porque los perros, al igual que las personas, sufren de otitis a causa de alguna corriente de aire o de la acción de algún parásito externo (pulga, garrapata, etc.). Debemos tener también cuidado de que no haya corrientes de aire en el interior de la casa, para evitar posibles resfriados. Vacunas al día, y controlar los sacos anales, que si se les infecta es muy doloroso y lo pasan muy mal.

El alimento del Pomerania es seco, sobre 50 u 80 gr. al día, pero sobre todo que sea de buena calidad. Agua limpia y fresca cada día, también se le puede dar fruta. Yo a los míos les suelo dar también no todos los días una zanahoria, les encanta.

 

CÓMO SE COMPORTA EL POMERANIA EN EL HOGAR

En la actualidad, el Pomerania goza de una extraordinaria difusión, principalmente por ser un animal idóneo para vivir en el hogar, en especial si se trata de un apartamento pequeño. Sin embargo, el éxito alcanzado por este perro no sólo es consecuencia de su reducido tamaño, sino también de su viveza y, sobre todo, de su carácter. Sólo las razas con un carácter extraordinario, como el Pomerania, han ocupado y ocupan un lugar privilegiado dentro de la historia del perro.

Con los niños y ancianos se comporta de maravilla, siempre están pendientes de ellos y nunca les van hacerle un mal gesto, están siempre alrededor del dueño, se hacen inseparables.

Puede continuar leyendo en: Cuidados Pomerania